MIEDO A LA LUZ

Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco.

Una explosión. Un estallido de color. Un grito en la noche. Una imagen nítida de apenas un segundo en un televisor dominado por la estática. Un momento de claridad, de despertar a la vida.

Oscuridad.

Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Color. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Color.

Una bomba de luz ha estallado dentro de una caverna dominada por las tinieblas. Puedo mirar lo que me rodea durante unos segundos. Es la misma calle de siempre. Son las mismas personas con las que me cruzo a diario. Es el mismo mundo que habito, pero algo ha cambiado. Yo, los ojos con los que miro, mi perspectiva. Siento miedo y me vuelvo a concentrar en la nada.

Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Oscuridad. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Oscuridad. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco.

Es peor mantener las pupilas cerradas. El blanco es tranquilo, adormece, pero el negro da miedo. Dentro hay más misterios que fuera. Dejo de concentrarme y me atrevo a abrir los ojos, otra vez. Me arriesgo a volver a mirar el mundo. Sé que sólo durará unos segundos, que después esta… ¿inspiración? Desaparecerá, que dejaré de percibirlo todo desde otro ángulo. Sólo tengo que aguantar.

Luz. Vida. Color. Sueño. Alegría. Dolor. Llanto. Suciedad. Frío. Asfalto. Sol. Nube. Cielo. Gris. Azul. Escaparate. Sonrisa. Policía. Acera. Día. Pan. Olor a pan. Pobreza. Miseria. Vergüenza. Molestia. Dolor. Dolor. Dolor. Felicidad. Ira.

Cuesta mirar el mundo. Cuesta demasiado. Deseo poder esconderme en un portal. ¿Habrá sido el café? He oído hablar de gente a la que le pasan cosas de estas todos los días. ¿Cómo lo superan? Veo el mundo. Lo siento. Lo padezco. Soy consciente de que formo parte de él. Intento abstraerme de todo.

Quiero que mi mente esté en blanco. Una risa. Quiero que mi mente esté en blanco. Dos personas se saludan. Quiero que mi mente esté en blanco. Alguien me ofrece un poco de romero de la suerte. Quiero que mi mente esté en blanco. El olor a pan es más intenso que nunca. Quiero que mi mente esté en blanco. Un coche pita porque he estado a punto de cruzar la carretera sin mirar. Quiero que mi mente esté en blanco. Una pareja de amantes se besa en una esquina. Por Dios, si apenas son las diez de la mañana. Quiero que mi mente esté en blanco. Llego al coche. Quiero que mi mente esté en blanco. Me cuesta tres intentos abrir la puerta. Quiero que mi mente esté en blanco. Me siento y respiro aliviado. El sonido se atenúa. Es un aislamiento fingido, provocado por tres paredes de chapa y un suelo con alfombrilla, pero es casi real. QUIERO QUE MI MENTE ESTÉ EN BLANCO.

Estoy acostumbrado a no ser consciente, a no pensar. Yo y todos. Qué pasará si de repente no puedo dejar de ver. No me atrevo a arrancar el motor. Podría distraerme pensando en cualquier cosa, en el mendigo de la esquina, por ejemplo. ¿Por qué es mendigo? ¿Hace cuánto que se quedó sin hogar, sin familia, sin vida? ¿Tiene una vida? ¿Alguna vez tuvo hijos? ¿Qué siente cada vez que se va a dormir? ¿Por qué sigue respirando? ¿Es que no se da cuenta de su propia desgracia? ¿Se siente desgraciado?

Preguntas. Preguntas. Preguntas. Preguntas. Preguntas. Preguntas. Preguntas. Preguntas. Preguntas. Preguntas. Preguntas. Preguntas. Preguntas. Preguntas. Preguntas. Preguntas. Preguntas. Preguntas. Preguntas. Preguntas. Preguntas. Preguntas. Preguntas. Preguntas. Preguntas. Preguntas. Preguntas. Preguntas. Preguntas. Preguntas. Preguntas. Preguntas.

Percibir el mundo es no comprenderlo, es asumir que no se comprende. Hay gente que comprende el mundo, que cree que lo entiende, que lo regla, lo normaliza, lo sujeta a unas reglas propias o ajenas. Yo no entiendo de normas. No puedo encontrar reglas a las que aferrarme si soy consciente de habitar un mundo repleto de contradicciones. ¿PERO ES O NO ES FELIZ EL DICHOSO MENDIGO? Miro a mi alrededor, rezando porque la calle siga vacía, porque no pueda ver a nadie a través del parabrisas. Me planteo la posibilidad de arrancar el coche. La pareja.

Son jóvenes. Se besan con pasión. ¿Qué es pasión? ¿Es sólo deseo desatado, satisfecho? ¿Son sinónimos pasión y deseo o implican matices distintos? ¿He sentido pasión? ¿Y deseo? ¿Es necesariamente pasajera la pasión? ¿Y el deseo? ¿Qué deseo, que me apasiona? De tanto repetir las palabras pierden sentido, ¿ocurre lo mismo con los sentimientos? ¿Pierden su fuerza el odio, el amor, el deseo, la pasión y el cariño a base de ser utilizados, repetidos?

Preguntas sin respuestas. PREGUNTAS CON MAYÚSCULAS. Preguntas confusas. Preguntas estúpidas. PrEgUnTaS MiXtAs. PReGuNTaS CoN uN oRDeN oCuLTo eN Su PRoPia FoRMuLaCióN Y, PoR Lo TaNTo, PReGuNTaS TRaMPa. Preguntas simples y sencillas. Preguntas susurradas al oído. Preguntas sin respuesta… ¿Ya había pensado en ellas?

Me esfuerzo por no ver el mundo más de lo que veo mi propio reflejo en el retrovisor. Una mirada no descubre nada nuevo en la faz que se contempla a diario. Una mirada profunda puede servir para buscar pequeñas imperfecciones estéticas, como un grano o un punto negro. Incluso puede haber una mirada a los dientes, en busca del trozo de espinaca que se ha quedado pegado en el lugar más inapropiado. PERO NUNCA SE VE MÁS ALLÁ DE ESE PUNTO. Nunca se siente el interior. Nunca se traspasa la capa superficial. Eso es lo que hay que hacer con el mundo, porque ver más allá obligaría a asumir la propia realidad. Incluso cuando se mira dentro se puede mirar de fuera hacia dentro, definir lo que creemos que sentimos y somos a partir de lo que nos rodea y nos dicen quié deberíamos ser y sentir. No intentar autodescubrirnos, sino dejar que sean los demás quienes nos construyan con sus miradas. Y el mundo es igual. El mundo puede ser sólo lo que se percibe que es cuando uno no piensa en la realidad o la mentira, cuando no se busca interpretar acertada o erróneamente lo que hay expuesto a la mirada.

Busco respuestas. Quiero respuestas. Necesito respuestas. No encuentro respuestas. Fabrico Respuestas. Imagino respuestas. Compro respuestas. Creo respuestas, y el verbo sirve tanto en la acepción de creyente como en la de constructor. Deseo respuestas. Pierdo respuestas que encuentro más tarde o que alguien encuentra por mí. Me cambian las respuestas.

Ver el mundo, intuir su realidad, su desgracia, su felicidad, me obligaría a actuar. ¿O no? ¿Se puede ver todo lo que está mal y no hacer nada para remediarlo? Sí… o no. ¿Se puede ser tan cínico como para dejar que la desgracia fluya libremente por las calles de nuestras ciudades y vidas? No… o sí. ¿Se puede ver, pensar, sentir, y no actuar? A LA MIERDA LA EMPATÍA. Que se cuiden ellos solos. Es demasiado trabajo, hay demasiadas cosas que hacer, demasiadas… Sólo hay una defensa posible contra la angustia que implica conocer, padecer, empatizar. Es una defensa natural, asumida por el propio cuerpo, no es culpa nuestra, es una consecuencia necesaria, un requisito indispensable para poder seguir viviendo:

Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco. Mi mente está en blanco.

Arranco el coche.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: