Siete Días: Domingo de reflexión

¿Cuánto dura un segundo?

No sé, depende de la intensidad de la sonrisa

o del escalofrío que produzca la caricia.

Hay caricias que son capaces de hacer que un segundo sea eterno.

Son esas que casi no son caricias,

que casi no tocan la piel,

que se intuyen más que sentirse,

son las caricias en las que parece que se están rozando dos almas,

no dos cuerpos.

El segundo que tardas en decir “no” también puede ser eterno,

como el que invertías en desviar la mirada hacia la izquierda cada vez que decía una tontería.

Ya sabes,

la caída de ojos que haces abriendo un poco más los párpados de lo normal,

sorprendida,

como si todavía no te hubieses dado cuenta de que sólo digo estupideces,

y sonriendo,

como si fueras capaz de perdonarme todo.

Y la ceguera fugaz que provoca un rayo de sol al atravesar el laberinto de tu pelo,

ese del que nunca eran capaces de escapar mis dedos,

dura dos eternidades.

La primera es la que nace de la intensa luz blanca que te recorta y separa del resto del mundo.

La segunda es aquella que necesito para recuperar la mirada,

siempre empeñada en seguir llena de ti.

¿Y no es una paradoja

que, siendo esos segundos tan largos,

pasasen tan rápido las horas estando a tu lado?

Creo que sí.

Casi tanto como que ahora,

que no hago nada más que perder el tiempo,

se me hagan años los minutos

mientras pienso en lo cortitas que fueron nuestras eternidades.

2 comentarios to “Siete Días: Domingo de reflexión”

  1. Destino Says:

    Para que no te quedes sin comentarios en este post. Oye, dado que es antiguo, lo más probable es que ya nadie lo lea jamás. Por lo tanto, ¿puedo poner lo que me de la gana?. Es decir, tú lo leerás porque te aparece un aviso en el correo, que si no, ni siquiera tú sabrías de la existencia de este comentario. Que cosas. Es como escribir algo que sabes que nadie leerá jamás y sin embargo quedará constancia de ello para toda la vida. Oye, los cientos de poesías que escribiste a la chica que te gustaba en la adolescencia, ¿no quedarían clasificadas en esa sección?. “Cosas que están sin que nadie lo sepa”. Es como estar enfadado con alguien que ni siquiera lo sabe. Que cosas…

  2. Silvio11 Says:

    Cuanta razón tienes Destino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: