Empatía aplicada (Todavía no II de II)

¿Es posible estar jodido y sentirse bien?

Claro.

Pesa. Pesa mucho. Una nube negra planea constantemente por encima de todo. Las preguntas sin respuesta siguen ahí. El miedo al mañana también… Cojones, y hoy incluso me duele la espalda. Achaques de la edad. “Y que no estiras una mierda”, que diría Ballesteros.

Las mismas palabras. Son las mismas palabras que saben a derrota, miseria y decepción. Nada excepcional para un depresivo en potencia. Lo importante, muchas veces, no es qué dices, es cómo lo dices. Las palabras pueden ser deprimentes, pero una buena melodía es capaz de arreglar casi cualquier cosa.

– Hemos dejado a los niños con mis padres.

El cabrón sonríe con picardía. Su mujer también.

– Ya no es salir. Es poder tener fuerzas para hablar de nuestras cosas.

Ella me mira como si yo fuese capaz de comprenderlo… No puedo.

– En casa, cuando les metemos en la cama, hablamos con lamentos…. o gruñidos.

Bromean, pero cojo la indirecta y me marcho a otra parte del bar, con los irreductibles sexagenarios de Bardales.

– Me metí en la Liga Troskista Revolucionaria sólo para ver si conseguía echarla un polvo.

– ¿Y?

– Nada. Sin embargo hice lo mismo con una de Fuerza Nueva y funcionó.

– Si la única política de los hombres fuesen los coños, mejor le iría a este mundo.

– Yo quería hacerlas felices a todas, a la vez, pero se empeñaron en ser infelices con otros, por separado.

Junto a la barra, en la televisión, Sabina y Serrat cantan aquello de “golpe a golpe. Versos a verso”. Milímetro a milímetro. Martillazo a martillazo. De eso va todo esto, supongo.

Alguien comenta que Fito viene a Guadalajara. Me río. Si no me hubiese jodido el hombro podría haber salvado una no relación sentimental. Si hubiese sabido que Fito iba a venir a Guadalajara, a lo mejor habría salvado otra… O no. Tres cojones me importa ahora.

Los padres renegados, sólo por una noche, siguen disfrutando de su intimidad. Me pregunto cómo puede la gente pasar junta tantos años y aún así tener cosas que contarse un sábado por la noche en un bar, como si todavía fuesen novios. Ahora sé que al día siguiente ella tendrá tanta fiebre que no podrá moverse de la cama. Seguro que ya está jodida, pero esa noche es su noche. “Hoy no. Hoy todavía no”.

Antonio cambia de disco y DVD. Mete a Fito. Manda narices. Al final se me va a poner al nivel de La Fuga. Whisky Barato. Lo bueno de las letras básicas es que no resulta difícil sentirse identificado con ellas. Yo también querría ser tan duro como el hierro.

“Me dijo que si podía venir a dormir a casa”. “No me jodas, ¿qué les pasa últimamente con eso? Es como una puta epidemia”. “Así que le expliqué que no podía subir porque sólo tengo tres mantas y la calefacción de mi habitación y del salón están rotas. Si uno duerme en la cama y el otro en el sofá, alguien tiene que pasar frío”. “…”. “Pues dormimos juntos en el sofá con las tres mantas, me dice”. “¿Y qué le contestaste?”. “Que estoy mayor para soportar una erección de siete horas”.

Ya no queda nada entre tú y yo, ya no queda entre los dos.

Domingo post pedo. Mañana. Sin resaca. Doce horas solidarias con Haití y posterior visita a Iriepal para ir a ver una procesión. Le veo. Me sonríe. Parece contento. Me dice que lleva una semana en el centro de rehabilitación, que esta bien. Prometo ir a verle. Mientras hago la promesa espero de corazón ser capaz de cumplirla. Se va. La conversación no ha llegado a los dos minutos. Me pican los ojos. Me pican mucho los ojos. Durante un segundo creo que voy a ponerme a llorar, pero se pasa. Habría estado bien llorar.

Cada cual que siga su camino, cada cual baile su canción.

“Es la canción de Robin Hood”. “¿De qué Robin Hood?”. “De la de Disney, ¿no la has visto?”. “No… es esa en la que Robin Hood es un zorro, ¿no?”. “Sí, y Little John un oso y el malo… un tigre. Y Ricardo Corazón de León…”. “Un armadillo”. “Vete a la mierda”.

Miguel y Ada siguen siendo tan Miguel y Ada como siempre.

Y de tu cariño, de tu amor, de tu alegría, de tu calor de vida mía, de te quiero tanto, al final, lo único que me quedó es la canción que estoy cantando.

Mal partido, a nivel personal. A nivel global, ganamos. Uno menos. La gente ríe. Bromas, ilusión. No sé si ganaremos o perderemos la puta liga, pero cada domingo salimos a morir, a luchar todos juntos, golpe agolpe. Me duele la espalda, pero no es excusa. A mitad de partido vamos empatadillos. “Venga cabrones, que soy un armagado. Sólo me queda el baloncesto, así que no me jodáis”. Ganamos. Un día más. Un partido más. Un verso más.

Quise hacer un cielo en el infierno a ver si acertaba por error.

Intento hacerme una absenta en casa. Casi le meto fuego a la mesa. El resultado es bebible. A lo mejor nos disfrazamos de piratas del siglo XXI en carnaval. “¿Cómo te ha ido el fin de semana?”. “Pues he trabajado, no he tenido un par de labios que llevar a la boca, me peleo con mis sueños y recuerdos, me he jodido la espalda y he hecho un partido de mierda… Joder, de puta madre tío”.

Es un poco egocéntrico no sentirse feliz cuando la gente a la que quieres está bien, contigo, disfrutando, viviendo.

Las palabras pueden parecer tristes. La melodía es lo que le da la vida al asunto. El viento sigue soplando.

PD: La dirección informa de que está intentando desarrollar sus instintos literarios para descubrir cuando un post va a formar de una trilogía o biología antes de escribir la segunda o tercera parte… ¿Tú lo has entendido? Ya, pues yo tampoco.

5 comentarios to “Empatía aplicada (Todavía no II de II)”

  1. Mantenido Says:

    No pareció a mi que hicieses mal partido para estar con la espalda jodida. La pena es que podrías haber hecho un buen partido de no tener la espalda jodida. Jodida espalda… Bonito baile le hiciste a Nacho en la zona. Nos hiciste incorporarnos asombrados a los del banquillo. Lástima que no entrase. Jodida espalda. Cuídate que las espaldas son muy jodidas.

  2. PatriDubre Says:

    tío…IriÉpal!

    ¿Que viene Fito? Oh yeah! Ojalá coincida con un finde en que no me toque currar!
    Qué te pasa a ti con La Fuga, eh?eh? son paisanos míos, así que cuidadito😛

    Disfraz de piratas del siglo XXI…y eso como es? con cd’s, torres y regrabadoras? jajaja.

    Maaaaalditos numeros impares!

    • silvio11 Says:

      En mi caso la Fuga entra en esa categoría de grupos a los que jamás habría escuchado si no hubiese sido por una tercera persona y una predisposición natural de mi alma a tratar de agradarla en todo lo que fuera posible. Rota esa natural predisposición, sólo quedo la objetividad del juicio musical y la subjetividad de los malos recuerdos asociados a dichos temas. Ahora bien, innegable resulta que La Fuga es una especie de mala copia de Marea que, aunque no me disgusta del todo, ya era una mala copia de Extremoduro.

      No sé si me explico.😛

      Ahora bien, como vecinos, no digo yo que no sean buena gente.

      No puedo decir cómo iremos, si es que vamos, pero implicará espadas laser, eso te lo aseguro…. Hummmmm torres de cd´s en el hombro vez de un loro?

      Y no te preocupes, que si viene en un finde que te toque, ya me pongo yo a maquetar y te vas tú a ver al calvo.

  3. Pues efectivamente, mal partido no hiciste y la idea era que jugaras lo menos posible, teniendo en cuenta que los problemas de espalda se arrastran, yo llevo arrastrando una lumbalgia desde principios de diciembre, no te digo nada.
    Javi, pásate al lado salvaje, te tengo que dejar discos de Platero y Tú son geniales… respecto a los sexagenarios del Kripton, menudo pájaro!!!. Bueno no te rayes y ESTIRA la puta espalda…

    • silvio11 Says:

      Llevo toda la mañana escuchando los temas de Platero. Obviamente he empezado por los tristes, pero no me he puesto nada de alcohol para escucharlos ni se me han pasado las ganas de masturbarme, así que supongo que por el momento no me han causado un mal efecto.

      Ya verás cuando escriba un post con Me dan miedo las noches.

      Y lo del mal partido no fue por la espalda, que el linimento ese fue la ostia, si no por el cero de cinco en tiros libres y las cinco falta echando ostias. Pero vamos, que algunos de estos tocan y ya está. Lo importante es que sacásemos el partido adelante. Y lo hicimos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: