52 Creencias (y alguna incredulidad)

1º) No creo en la verdad.

2º) Creo que ser sincero es ser concreto, que ser concreto es ser conciso y que ser conciso es ser breve.

3º) La brevedad implica la incomunicación de una fascinante gama de matices.

4º) Creo que explicarse es ser extenso.

5º) La extensión implica la innecesaria utilización de una incomoda legión de términos ambiguos o malinterpretables.

6º) Consecuentemente, el lenguaje es una herramienta necesaria, pero imprecisa.

7º) Creo en la sinceridad de los gestos.

8º) Creo que en el alma no hay nada escrito. De hecho, creo que mi alma no sabe hablar.

9º) Mi corazón tampoco.

10º) Creo que la comunicación con ambas partes de mi ser es intrascendente. Forman parte de mí y se expresan en forma de sentimientos.

11º) Creo que el cerebro es filtro y censor de mis sentimientos. Es más, creo que elimina varios porque no puede traducirlos en palabras.

12º) Consecuentemente, las palabras son sólo una mínima fracción de lo que soy allí donde nadie mira.

13º) Sólo soy yo cuando sueño y anhelo lo imposible, inconfesable e inexpresable.

14º) Creo que hay cosas que puedo decir porque se ajustan a mis sueños y otras que, por formalmente oportunas que parezcan, debo callar porque sólo falsearían la realidad que desconozco de mi interior.

15º) El único camino posible en estos casos es la acción.

16º) Creo en la sinceridad de los gestos sean simples o complejos.

17º) El que hace lo que no siente es el mayor mentiroso del mundo. El que dice lo que piensa que debe decir es normal.

18º) Ser normal es ser cínico.

19º) Mi anormalidad me hace ser… Algo o alguien no normal.

20º) Creo en los cuentos porque los buenos hacen lo que sienten y los malos lo ocultan hasta al final. Cuando los villanos demuestran su auténtica naturaleza, son destruidos.

21º) ¿La vida es un cuento que todavía no ha llegado al final feliz?

22º) Todo sería perfecto si la respuesta a la pregunta anterior fuese afirmativa.

23º) Creo que el dolor se lo lleva el tiempo.

24º) Creo que viento y tiempo son dos conceptos iguales diferenciados por las palabras: uno pasa y el otro sopla ¿o no?

25º) Creo que el dolor se lo lleva el viento.

26º) Creo que el viento también se lleva hojas, papeles y algunas personas.

27º) Creo que el agua sólo esconde los edificios, pero que nunca los arrastra.

28º) Creo que es necesario llorar, pero que muchas veces se vierten lágrimas por cosas absurdas.

29º) Creo que una vez fui feliz y no necesité llorar.

30º) Creo que mi felicidad se esfumó con el primer problema que inventé para mi vida.

31º) Creo que aquel problema no era tal.

32º) Creo que nunca seré feliz porque siempre podré inventar algún problema.

33º) Es necesario diferenciar felicidad idílica y real.

34º) La felicidad real es alcanzable aunque no sea perfecta y yo me invente problemas.

35º) La felicidad idílica es necesaria para que pueda encontrarme con la real.

36º) Creo que los demás saben que algunos de mis problemas no tienen importancia.

37º) Nunca conseguirán convencerme de que mis problemas no son tan graves como a mí me parecen.

38º) A ellos les pasa lo mismo.

39º) Tener problemas es una necesidad del ser humano.

40º) Los problemas deben afrontarse.

41º) Las luchas se ganan combatiendo, no llorando.

42º) La derrota sólo es posible si arrojo las armas.

43º) Yo decido cuando soy derrotado.

44º) La vida se parece demasiado a la guerra.

45º) Para poder seguir viviendo necesito amar, no ser amado.

46º) Lo que sí necesito es sentirme querido.

47º) Aterra y tranquiliza creer que cuando me muera dejaré algún ser querido tras de mí.

48º) Sé que no siempre seré recordado.

49º) Algún día mi recuerdo pasara a formar parte de la larga lista de nombres olvidados por el mundo.

50º) Sé que no soy lo que me gustaría ser.

51º) Querer ser alguien es la única forma de ser algo.

52º) Soy, aunque no sepa qué. Siento, aunque no pueda explicarlo. Hablo, aunque sé que soy malinterpretado. Amo, aunque sé que no existen reglas que digan que debo ser amado. Recuerdo. Hago, porque es la única forma de ser sincero. Lucho, porque sólo inventando problemas podré hacer un mundo mejor. Soy anormal. Tengo fuerzas y resisto porque sé que hay alguien que me quiere.

 

5 comentarios to “52 Creencias (y alguna incredulidad)”

  1. patridubre Says:

    35º) La felicidad [i]etílica[/i] es necesaria para que pueda encontrarme con la real.

    • silvio11 Says:

      Por desgracia no… y eso que cada fin de semana le doy una nueva oportunidad a la una para que me conduzca hasta la otra

  2. Un buen decálogo poético, con esto has hablado más de ti mismo de lo que realmente crees, alma desnuda… al completo…

    • silvio11 Says:

      Tiene gracia. Lo escribí hace unos años y ayer me reencontré con el texto cotilleando cosas que tengo guardadas en el disco duro. Creo que no he tirado más que dos o tres veces de algo que ya estuviera escrito, pero es que al leerlo me sentí muy identificado con lo que dice (y creeme, no tendría por qué ser así). Era como si me estuvieran recordando algo importante. De hecho, me da un poco de miedo volver a olvidar algunas cosas… porque más de una se me cae fijo, que recordar las 52 es muy difícil.

  3. Mantenido Says:

    “Creo que nunca seré feliz porque siempre podré inventar algún problema”. Soy de los que piensan que esta afirmación es una característica de la raza humana.

    Ups! Tengo que dejaros. Se ha despertado mi jefe…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: