Nina, préstame tu voz (Nina III de III)

Desde la dirección reconocemos que al leer el post mientras suena la canción, es posible que se genere cierta confusión en el lector. Ahora bien, la idea es precisamente dejarse llevar un poco por el ritmo de la música e intentar que Nina diga lo que un servidor quiere que diga y no lo que ella quería decir realmente… No sé si me explico, pero vamos, que suerte y al toro.

Nena, hay colores en la ciudad que nunca nos detenemos a observar. Pequeños detalles cromáticos que pasamos por alto. Leves rastros de belleza que son ignorados. Desde el misterioso naranja de una plaza iluminada por un puñado farolas en medio de la noche, hasta el intenso verde de los parques empapados por una furiosa lluvia primaveral. Nos faltan dos o tres segundos para poder disfrutar de ellos como podríamos hacerlo viendo una puesta de sol en medio de un campo de trigo, con sus amarillos espigados y los púrpuras guiños del atardecer haciendo el amor lentamente a medio camino entre su impoluto cielo y nuestro embarrado suelo. Dos o tres segundos para abrazar nuestro papel de privilegiados espectadores de la belleza que nos rodea y buscar la magia que destila cualquier paisaje cotidiano.

Dios, ¿por qué es tan difícil encontrar a alguien que quiera hablar sobre el color de las ciudades?

En tus ojos se esconde un pequeño secreto que nadie debería desentrañar jamás. Quiero recoger las lágrimas que derraman y acunarlas, dejar que corran arriba y abajo por las líneas de la palma de mi mano, como si fueran una parte más del destino que se esconde en ellas. Convencerlas de que su propia belleza es suficiente motivo para no perder de vista la felicidad, aunque la vida duela. Besarlas y que su sabor salado me recuerde que aún late un corazón dentro de mi pecho. Dejar que lo insignificante le dé sentido al esquivo misterio que tantos siglos llevan persiguiendo las grandes religiones. Encerrarme dentro de una de esas lágrimas y morir ahogado por la intensidad de tus emociones. Abrazar tu cuerpo con fuerza, intentando absorber todas esas penas que te provocan ganas de llorar.

Dios, nunca buscarías la sonrisa fácil si supieras el calor que desprende la hermosura de tu tristeza.

Si pudiera atrapar un solo segundo y utilizarlo para detener el tiempo, congelaría una nevada e intentaría caminar entre todos sus copos sin tocar uno solo de ellos, como un experto bailarín. Si pudiera cambiar la densidad y el color de mi cuerpo, intentaría ser una silueta más en medio de una calle atestada de sombras. Una silueta de las que se difuminan lentamente hasta desaparecer y fundirse con cualquier otra cosa, como un sueño infantil que termina comprendiendo lo difícil que es vivir en un mundo gobernado por adultos. Una sombra consciente de que sólo existe porque recorta la luz que genera el fuego del hogar.

Nena, ¿es que no te das cuenta de que tengo que congelar mi corazón para no abrasarme en sus llamas? No es fácil escoger entre el olvido, la mentira y los deseos de un cuerpo enfermo de tu recuerdo. Sólo trato de hacer lo correcto, pero tengo que reconocer que no soy nada más que un pobre ser humano y mi propia debilidad termina llevándome a ti una y otra vez. Algunas cosas son tan simples que asustan, así que es mejor no intentar comprenderlas. Si pudieras verme mirar el color de las ciudades, si me dejaras acunar tus lágrimas o fundirme como una silueta más en tus calles, creo que comprenderías de qué te estoy hablando.

Dios, no permitas que me quede encerrado en un cuarto oscuro conmigo mismo, porque sólo uno de los dos saldrá vivo de la habitación.

Dios, deja que mis sentimientos se conviertan en un torrente de palabras sin sentido dispuestas a ahogar el mundo y que el silencio sea la voz de lo que no debe ser dicho jamás.

Dios, no permitas que sea mal interpretado.

15 comentarios to “Nina, préstame tu voz (Nina III de III)”

  1. Eiruceiram Says:

    Un escalofrío en todo el cuerpo he sentido al leerlo y la música GRANDIOSA!!!!, creo que inmejorable, me has dejado sin palabras. Podría leerlo mil veces sin cansarme.

    • silvio11 Says:

      Gracias Marie, sobre todo por dejar el cometario hoy. Así tengo más tiempo para sentirme contento antes de que Destino venga a joderme la fiesta.

      Y Nina tiene más temas brutales, pero creo que voy a intentar racionarla un poquito… Menudo descubrimiento que ha sido la amiga.

  2. Patri Says:

    En cuanto a los colores se te ha olvidado el gris…más precisamente el ‘gris Guadalajara’, sobretodo los días que llueve.
    Y también el negro de las calles sin farolas.

  3. Destino Says:

    Muy bueno, sí señor.

    Me ha gustado todo. Excepto tu comentario.

    Cuando es bueno te lo digo. Cuando es malo, no te miento.

    Este ha sido muy bueno.

    Flor que no ha florecido… capullo.

  4. silvio11 Says:

    Tienes razón Patri. Sabes que me falta? Un dibujo en el que vayan de la mano el gris de la ciudad mojada y los ocres de las tormentas de verano, cuando la cortina de nubes no consigue transformar el amarillo del sol en gris y un triste color dorado baña las calles.

    Esto… tengo que ser más explícito?

    Venga, que no sé para qué te pago.

    Eso por ir de listilla.

    Perdona Des, no pretendía presionarte ni herir tus sentimientos. Si ya sabes que aprecio tu sinceridad… aunque digas que parezco gay con la chupa.

    • PatriDubre Says:

      te va a ilustrar el blog Rita…capullo!
      y tiene razón Destino.
      En lo de gay con la chupa de cuero, digo😛

  5. Destino Says:

    Tío, entiendeme, mola tu blog, de verdad que mola. Pero pareces gay con la chupa de cuero… gris. Y con un rabito raro que le sale del cuello. Pareces… bueno, lo pareces.

    Y ya sin coña. El post mola porque tiene mogollón de fuerza y sentimiento. Claro, que yo quitaría ese “Dios” recurrente que usas.

    Y la última frase te pega mogollón. Pax.

  6. Eiruceiram Says:

    Jejejejej, Habrá que verlo y valorar, no sé no sé, Destino opina hasta de la ropa, que miedo!!!

  7. silvio11 Says:

    Pues nada Marie, hacemos un pase de modelos. Pero vamos, que ya tienes dos votos en contra… Si es que uno no vale para eso de molar, hay que joderse.

    Lo del “Dios”, Destino… es por el estribillo de la canción. Se nota que en el curro no tienes audio. Por eso mismo he dejado el “Nena”, que tampoco me convence mucho, pero yo que sé, son de esas cosas que hago sin saber muy bien por qué.

  8. laMari Says:

    No tengo tiempo. Sólo diré: ¿chupa? Eso sólo lo lleva Michael Knight, o los rumanos.

  9. Gaudy Says:

    no me he leido este post (aún) pero la chupa NO es de gay

  10. Eiruceiram Says:

    Que duda tan trascendental!!!, ¿Las “chupas” tienen condición sexual?

  11. superpatri Says:

    Hacía mucho tiempo que no te leía. Bueno, realmente hace mucho tiempo que no te veo y que no compartimos palabras, risas, cervezas o puyazos irónicos. Te echo de menos.
    El post precioso, igual como hace tiempo que no te leo, me parece más. Y la música, pues perfecta. Nina es la diosa del soul y el rith&blues y acompaña perfectamente la intención del texto.
    Un besazo, Silvio11 (te jodes, que me apetece dártelo)

    • silvio11 Says:

      Tricia, que bueno que volvistes.

      Pues no es el mejor momento para que vuelvas a leerme… bueno, si te quedas por estos post de antes sí, pero no los últimos, que estoy en reconstrucción literaria.

      Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: