Caballo negro

El tipo tiene más de 60 años y ha perdido. Ha perdido una guerra y ha perdido un país. Es tan poco lo que le han dejado. Se siente demasiado mayor, cansado y enfermo. En un momento de depresión se pregunta qué es lo que quedará de él. Cuál es su legado más allá de un puñado de palabras que no sabe durante cuánto tiempo seguirán importando al mundo.

Otro lugar. Otro tiempo. Otra vida. Otro hombre. Él pinta, cuando puede. A veces sus cuadros son la plasmación de sus temores, porque tiene miedo. Tiene ataques de angustia. Siente miedo, mucho miedo. Las alucinaciones le comen la vida y el odio le corre por las venas. No puede detener el odio. A veces le empuja a comerte locuras.

Se encuentran en un ascensor. “Somos feos, pero siempre nos quedará la música”. Años después, cuando ella ya ha muerto, le escribe una canción. Chelsea Hotel. Una sola noche de pasión. Una mamada. Un pedacito de corazón lanzado al mar de las leyendas.

¿Has visto el caballo negro? Si tienes suerte, si eres bueno, si hay algo dentro de ti, el caballo negro vendrá a buscarte. Te propondrá un trato. Un trato que no podrás rechazar.

Se enamora… o eso piensa él. Tiene un ingenio finísimo. Un don para crear. Un sexto sentido, vocación de provocador y un secreto que le llevará a la cárcel. Dos años son suficientes para arruinar su alma, para llevarle a las profundidades del mundo. Descubre lo poco que vale el ingenio cuando se enfrenta a la muerte.

El pintor sale a dar un paseo por el campo. 27 de julio de 1890. Tiene treinta y siete años y su depresión no mejora. Simplemente saca una pistola y trata de escapar del caballo negro a su manera. Justo en el pecho. Un estampido seco y aislado en medio del campo. El árbol cae y nadie lo escucha. Vincent se lleva sus locuras a la tumba. Durante los últimos 69 días de su vida firma 79 cuadros. ¿Alguien sabe qué cara tiene un caballo negro completamente satisfecho?

Janis espera a Peter todo lo que le permitió su corazón. Después, simplemente deja de esperar. ¿Cuántas camas conoció? ¿Cuántos hombres? Da igual. Sabe que ella no es su música. La música brota de ella de forma natural. La vida no. Cada vez se siente más insegura, más sola.

El tipo mayor, el de los más de 60 años, tiene una idea. Es una idea tan buena que no escucha el galope del caballo negro acercándose a él.

Bob está asustado, cambia de vida y se pierde a sí mismo. Ahora el pequeño Mesías, el hombre que destruía ideologías mientras tocaba la armónica, no puede tapar ni su propia sombra. A veces se despierta llorando. En esos momentos desearía haber sido aplastado por los cascos del caballo negro, pero tuvo demasiado miedo.

Sebastián Melmoth se pregunta que hay de malo en ser homosexual. Se pregunta si realmente es homosexual. No tiene ni puta idea de qué es, sólo sabe que ha pasado dos años terribles encerrado en un maldito manicomio con forma de cárcel. Su ingenio está envenenado. Su corazón está envenado. Han conseguido envenenarle el corazón y el ingenio. No importan los aplausos. Él sólo quiere deshacerse del veneno, pero nunca es suficiente. El caballo negro también puede correr sobre las aguas.

Nadie entiende cómo ha podido ocurrir lo de Janis. Había dejado la heroína. El alcohol no, pero sí la heroína. Según el informe forense murió a la 1.40 de la madrugada. La droga que tomó tenía un 40 por ciento de pureza. Lo normal es un 2. Janis había dejado la heroína. Tardaron 18 horas en encontrar su cadáver. Seis semanas después sale su último disco. Es un éxito. “Hago el amor con 25.000 personas en el escenario y luego me vuelvo a casa sola”. Janis había dejado la heroína.

El caballo negro galopa. Lo arrasa todo a su paso. Es como una sobredosis. Les alimenta, demasiado, como la heroína de Janis. Bebe su dolor hasta que les seca el corazón.

Pattie trabaja en una fábrica que odia. Le salva la vida un libro de poesía de Arthur Rimbaud. Pattie es lista. A ella todavía no le ha atrapado el caballo negro. Ha sido capaz de darle esquinazo, como Leonard. Desde algún lugar, Janis se descojona de ellos… o quizás llore muerta de envidia. Janis es una leyenda. Siempre lo será. Pattie y Leonard… ya han vivido demasiado tiempo, como Bob.

El tipo de más de 60 años, el que ha perdido una guerra y un país, tiene una idea. Saca un papel y apunta un par de versos. Estos días azules y este sol de la infancia. Un buen comienzo también puede ser un gran final. Tres días después de la muerte de Antonio su madre coge el petate y se marcha detrás de él.

El caballo negro sigue galopando, siguiendo el rastro del dolor.

6 comentarios to “Caballo negro”

  1. Infinito Says:

    Sebastian Melmoth.. joder, claro. Él, que creía en lograr los imposibles. Encerrado en la propia espiral creada por él mismo y sus pasiones. El arte por el arte, la filosofía de la estética. Condenado sólo por vivir, libre. Porque por encima de (casi)todo, él creía en la libertad del individuo en sí mismo.

    La última de Vidas ha sido para él.
    Me ha gustado mucho. Un beso

  2. Destino Says:

    Joder es bunísimo. Ni siquiera yo puedo encontrar ni una sola pega a este.

    Sí señor, sigue así.

    • silvio11 Says:

      Venga ya, en serio. Tú quién eres? Deja de utilizar ahora mismo el nick de mi amigo.

      No, en serio Des, acabo de irme al cuarto de baño a llorar y todo. Ni siquiera sé qué broma hacer ahora.

      • Destino Says:

        Tengo que preguntarlo, ¿tus lágrimas huelen mal?. Es una pregunta mucho más poética de lo que parece. Mira, he sido capaz de enconrar una pega al post: tu comentario.

        He vuelto.

        Pd: El tío de ebay me devuelve el dinero. No hay nada como saberse la ley y cómo tocar los cojones.

        Pd2: ¿De donde has sacado la inspiración para el post?. De verdad que es buenísimo. ¿Lo has copiado?. ¬¬ (lo pregunto porque me habría gustato escribirlo a mí, de hecho… aún estoy a tiempo…).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: