Irracional poesía

Al descubrir que no podía deshojar sus pétalos, la mano supo que se había enamorado de la margarita. Se echó a su lado y empezó a acariciarla con delicadeza, mientras el resto del cuerpo se preguntaba qué carajo estaba ocurriendo allí.

Cansado de la monotonía. Seguro de que no les quedaban más que dos días de algo antes de entrar de lleno en el terreno de la nada, la miró fijamente. Vamos a comprarnos un barco para navegar por un mar de notas musicales, ¿qué te parece? Ella se quedó pensativa durante unos segundos. Bajó el libro de autoayuda que estaba leyendo y contempló el techo. Que terminaremos naufragando. Su sonrisa iluminó un par de calles. Genial. Podríamos ahogarnos en alguna canción bonita.

 

Cuando sacó la mano por la ventanilla, comenzó a jugar con el viento. Dedos arriba, mano para arriba. Dedos abajo, mano para abajo. Su brazo nadaba, como si fuera un delfín en un mar de corrientes aéreas. Sintió su cuerpo despegar del suelo y volar. Con la otra mano acarició cariñosamente la coronilla del conductor para que pudiera volar con ella. El coche se puso en piloto automático y abandonó la atmósfera terrestre.

El día que el sol consiguió hacerle un quiebro al tiempo, pudo abrazarse a la luna llena. Bajaron a la tierra y no arrasaron el mundo. La fría belleza de la pálida dama, que por una vez no era la muerte, y el ardiente deseo del imbatible guerrero, que ya no tenía ganas de incinerar a nadie, se equilibraron en una suerte de eclipse en el que el atardecer caminaba de la mano con el nacimiento de un nuevo día.

Dos niños jugaron a ser Dios y descubrieron que podían cambiar el mundo con sus deseos. Era tan fácil como mantenerse fieles a los sueños durante toda la vida.

La margarita desenterró sus raíces del suelo para abrazar a la mano, que se había emancipado del resto de su cuerpo, y alimentarse de la sangre que brotaba de sus venas, creando una simbiosis perfecta.

La lógica por fin dejó un poco de espacio a la lírica de la improbabilidad. Los números  decidieron entregarse a su faceta artística y crear poesías, canciones, historias y proverbios basados en indeterminaciones.

Las calles se aprovecharon del affair entre el sol y la luna para estar siempre guapas. Algunas preferían la noche para poder encender sus farolas. Otras apostaban por dejar que la luz del sol recorriese los surcos de las aceras. Los amantes oscurecían todos los rincones a su paso mientras los balones de los niños se convertían en faros. Un poeta era incapaz de descubrir si estaba triste o enamorado.

El agua correteó por los tejados y decidió regresar al cielo para caer una vez más sobre los enamorados que se besaban en calles nocturnas, iluminadas ocasionalmente por violentas estrellas fugaces que surcaban el firmamento terráqueo en forma de balón de fútbol autoiluminado.

El frío se bañó en las playas lluviosas del mes de agosto. La mano y la margarita disfrutaban del atardecer, muy abrazaditos para darse calor, mientas unos metros más allá un guardia multaba al sol por beber cerveza en un lugar público. La luna apenas podía aguantar la risa mientras disfrutaba con el azoramiento de su prometido.   

El barco navegaba a través de toda la discografía de Los Secretos. Infantil, sí, pero bonita. Él y ella lanzaron los salvavidas por la borda, dispuestos a dejarse tragar por el oceano en caso de naufragio y caer hasta las profundidades abisales, donde les esperaban los mejores temas de Antonio Vega.

El coche llegó a otra galaxia. Las puntas de los dedos apuntaron hacia abajo para permitirle tomar tierra en un nuevo planeta.

Todo era tan improbable que sólo podía ser cierto.

Vi la luz de tus ojos y me eché a reir.

21 comentarios to “Irracional poesía”

  1. Destino Says:

    Te la defino, dado que la has perdido:

    pinza.

    (Del fr. pince, tenaza).

    1. f. Instrumento cuyos extremos se aproximan para sujetar algo.

    2. f. Último artejo de algunas patas de ciertos artrópodos, como el cangrejo, el alacrán, etc., formado con dos piezas que pueden aproximarse entre sí y sirven como órganos prensores.

    3. f. Pliegue que se cose en la tela para darle una forma determinada.

    4. f. pl. Instrumento de metal, a manera de tenacillas, que sirve para coger o sujetar cosas menudas.

    Tronco. Ya, oficialmente, podrías ser uno de los guinistas de LOST. Ni pinza, ni norte tiene este post… interesante. Creo.

    • silvio11 Says:

      Yo creo que éste es uno de esos casos en los que sí es importante la canción, fíjate tú.

      Pero sí, la he perdido. Definitivamente.

  2. Destino Says:

    Ah, jopetas; en el curro no puedo escuchar las canciones ¬¬

    Bueno… le daré otra oportunidad en casa.

  3. PatriDubre Says:

    Quedan genial la canción y el texto…
    Parece una peli, qué montón de escenas…

    • silvio11 Says:

      CAda vez que haces un comentario de ese tipo siempre pienso lo inevitables. Ya sabes, qué bonito quedaría en el post el dibujo de la margarita con las raices metidas en las venas de la mano. Muy a lo Dali, no?

  4. Eiruceiram Says:

    A mi me gusta, no me importa que de vez en cuando pierdas la pinza. Tiene un toque muy interesante…

    • Eiruceiram Says:

      Silvio me vas a tener que enseñar el truco para elegir la música apropiada en cada post, yo lo veo muy díficil, será falta de cultura musical jejeje

      • silvio11 Says:

        Y sobre la música, casi siempre está ella antes que las historias. Últimamente también tiene mucho que ver el factor Heráclit0, que conoce bien mis gustos musicales y me alimenta con un poco de todo.

    • silvio11 Says:

      Ves? Esto es lo malo de tu habitual entusiasmo, un simple “me gusta” sabe a fracaso.

      • Eiruceiram Says:

        No me pidas más hoy, llevo todo el día en Toledo metida en una reunión aburridísima y con un calor de muerte, y acabo de llegar a casa y lo primero que hago es mirar tu blog (privilegiado!!!!), de verdad me gusta, porque sabes jugar con las palabras y pones poesía e imaginación en ella, me gusta porque sabes sorprendernos, en cada momento, eres variable y sabes conectar de muchas formas con los que te seguimos.

      • silvio11 Says:

        Mejor, mejor… joder, soy un puto ególatra de mierda.

  5. Infinito Says:

    Si es imposible es imposible. Y ya.

    • silvio11 Says:

      Eh tía, a mi no me jodas con tu mierda. Los imposibles son posibles. Es un hecho.

      • Destino Says:

        ¿Estadísticamente imposible o simplemente inviable?. ¿De qué grado de imposibilidad estamos hablando?. A ver si va a ser poco probable y ya está. De hecho, según Einstein, solo hay una cosa infinita. Por lo que no hay nada imposible, solo cosas poco probables.

        Es curioso porque si consultamos la RAE, imposible es “algo súmamente dificil”, lo que entra dentro de lo posible, por lo que ni lo imposible cabe dentro de su definición. Y si ni siquiera lo imposible entra dentro de lo imposble, no hay nada imposible. Estoy con Silvio (qué sorpresa).

        Claro que alguien imposible es: “Inaguantable, enfadoso, intratable”. Por lo que conozco a un par de personas imposibles. Es decir, que no existen.

        ¿Preguntas?. No, tú no, que no existes.

      • Destino Says:

        Con lo de que “No existes” me refiero a Silvio.

      • silvio11 Says:

        Hombre Des, mi razonamiento era algo un poco más… por pelotas. Ya sabes, que lo imposible no existe y punto. Pero ahora, con tu razonamiento, empiezo a pensar que cabe la posibilidad de que tengamos razón y todo.

  6. Gaudy Says:

    no hagas ni puto caso al ser ese que mora contigo!! Este es muy bueno.

    • Destino Says:

      El ser que mora con él tiene una opinión propia y la ha dado.

      Quizás con música mejora. Sin música no me mola. Es… demasiado ataráxico.

      Al fin y al cabo, los que me parecen muy buenos lo digo. Y hay unos cuantos. Pero los que no me parecen tan buenos no los voy a comentar como si lo fueran.

      No nos engañemos. Silvio escribe muy, muy bien. Pero no se puede escribir tan, tan bien siempre. Este a mí no me gusta. Es solo eso. Tampoco hay que poner dos signos de exclamación amenazadores perraco.

      • silvio11 Says:

        Malditas opiniones propias. Esto de tener un blog democrático está empezando a joderme. Voy a hacer uno autárquico, que es una palabra que no sé qué significa, por cierto.

        Gaudy, gracias por tus palabras. Ya sabes que siempre me creo lo que me gusta antes que lo que no me gusta, así que a Destino. hoy, no me lo creo… mañana puede que tampoco me lo crea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: