Breve danza a ras de suelo

Soplaba un viento pacífico. Un viento relajado que no arrastraba las hojas caídas durante el otoño, sino que las invitaba a unirse a él en su deambular hacia ninguna parte. El marrón de los árboles contagió al aire, que también se volvió marrón… asumiendo a ratos un triste amarillo, como el de las manzanas que coquetean en exceso con el paso del tiempo. El viejo no echó de menos el pasado. Su único deseo era ser capaz de saborear cada uno de los compases que marcaban aquellas tristes hojas en su breve danza con las corrientes aéreas que, en un arrebato de pasión, decidieron asir todavía con más fuerza la cintura de su pareja. Se caló la boina hasta las cejas para evitar que se uniera al multitudinario baile y siguió observando, desde su incómodo banco; verde; con la pintura levantada en algunas barras del asiento, dejando ver el gris metálico que coloreaba su alma.

Las hojas giraban y giraban. Pudo imaginarlas levemente mareadas, ebrias de música y felicidad, dispuestas a besar los labios del aire en cuanto él lo pidiera. Y en los remolinos que hacían sobre la arena del parque, adivinó los caprichosos cambios de rumbo que tantas veces había estudiado en las bandadas de pájaros que sobrevolaban la Plaza Mayor. Siguió mirando, ni triste ni feliz, ni muerto ni vivo, como un impasible observador que ha aprendido a apreciar la belleza, aunque ya no aspire a ser su dueño… aunque ya no le conmueva.

Justo antes de llegar a sus pies, el viento dejó de soplar, dejando a todas aquellas tristes hojas otoñales abandonadas en el suelo, y  desapareció, como si nunca hubiera existido, como el amante que se escabulle entre las sábanas al llegar la mañana. El viejo sintió ganas de llorar por aquel breve romance, pero en su lugar decidió frotarse las manos desnudas, agrietadas y repletas de pliegues, para intentar protegerlas del frío.

Una pequeña ráfaga de viento se coló entre los escasos milímetros de vacío existentes entre la pesada ropa de algodón y su piel, provocándole un escalofrío demasiado similar al de una caricia. Cuando se recompuso, aspiró brevemente aire con la boca, en un gesto demasiado parecido al reverso mortal de un suspiro. Con un leve quejido se inclinó hacia delante y recogió una de las hojas del suelo, sujentándola entre el pulgar y el índice de la mano izquierda, y la puso a salvo dentro de unos de los bolsillos de su gruesa chaqueta de lana.

Otra aspiración, esta vez para coger fuerzas, y se puso en pie con un quejido más. Comenzó a caminar despacito hacia la plaza mientras el viento agitaba sonoramente las escasas hojas que todavía se aferraban a los árboles, como si despidiera a un amigo o se riera de él. El viejo se acurrucó todavía más dentro de su ropa y, casi sin quererlo, cerró el puño, aplastando la triste y marchita hoja dentro de él.

El otoño siempre le parecía más frío que el invierno.

PD: Sí, sí. He vuelto a repetir canción. Y no es que me falten temas para subir, que conste, es que hay algunos que no me canso de escuchar, así que la inspiración suele cogerme cuando estoy con ellos… o a lo mejor es que son ellos quienes me inspiran, vete a saber.

4 comentarios to “Breve danza a ras de suelo”

  1. alumno aventajado Says:

    Pedazo de post.

    Pole

  2. Eiruceiram Says:

    Que bonito!

  3. No queda claro qué es lo que, marchito, aplasta con su puño. ¿La hoja?. ¿A sí mismo?. ¿Se aplasta, sin quererlo, a sí mismo con su propio puño marchito?. Evidentemente lo has hecho aposta. Pero tiene estilo. Eso hay que reconocerlo. Ahora bien, ¿es un estilo marchito o haces que incluso algo marchito tenga estilo desde tu punto de vista?.

    ¿Repites canciones?. El tener poca cultura musical es un pecado perdonable si lo compensas con ls suficiente curiosidad y tiempo…

    A ver qué más canciones has usado en otros post. Ahora vuelvo.

  4. Brutalmente tierno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: