Cuatro mentiras, cuatro verdades… me lo juzguen ustedes

La vida nos da tantas oportunidades para ser felices que no le prestamos atención. Nos empeñamos en descartarlas por imperfectas o superponerlas buscando la ultrafelicidad, supongo… En el fondo nos tenemos merecida la infelicidad, por egoístas.

Sé vivir sin esperanza porque soy capaz de construir mis propios sueños, al margen del mundo, pero no soporto tener algo real a lo que aferrarme. Lo real escapa al control de mi fantasía. Me hace ser consciente de mi propia debilidad. Quizás en un mundo de soñadores todo sería distinto, pero un solo pragmático puede condenarnos a todos.

Quiero tener un sueño perfecto y que la calidad moral de mi alma esté a la altura de los seres que habitan mi mente. Soy el padre alcohólico de un montón de personitas imaginarias nacidas para ser perfectas de puro simples. Creo que me envidian. Creo que las odio. Yo no sé cómo pedirlas perdón y ellas no saben qué hacer para ser imaginadas por otra persona, una más digna.

Si no fuera yo, reclamaría a gritos todo el amor que me deben, pero ya he aprendido a ser lo que dijeron que parecía. Frío, despreocupado, caótico, inmoral, autosuficiente… Creo que debo cambiar de asesor de imagen.

4 comentarios to “Cuatro mentiras, cuatro verdades… me lo juzguen ustedes”

  1. Cambia de asesor y de planeta. El de los soñadores mola mucho más.

  2. Eiruceiram Says:

    La vida sólo da una oportunidad de ser feliz, tenemos todos los días 86400seg para cogerlos o despreciarlos.

    Es más atrayente el mundo de los sueños, porque en ellos no hay problemas. Pero como burbujas de jabón no tiene mucha vida, aunque hagas una y otra y otra. Lo real te hace volverte fuerte dentro de la debilidad.

    No hables mucho de esos seres de tu mente en público, queda entre nosotros los del blog je, je, je.

    Cambiar noooo!!!. Suena a imposición, tal vez modificar cosas y mirar otras con más detalle. Se puede aparentar ser alguien, incluso hasta el punto de creerse la etiqueta que te han colocado, quien no te conoce de verdad…

    La elección de la música mejor imposible, es verdaderamente buena (el Gran Bunbury).

    • silvio11 Says:

      Cambiar síííííííííííí. Desde que me conozco no he dejado de hacerlo. Lo difícil es saber qué cosas debes cambiar y cuáles tienes que defender hasta la muerte. Por algunas tonterías es muy necesario partirse la cara. Por cosas importantes, mira tú por donde, no.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: