Pequeño repaso al cine del verano

Septiembre está más cerca de lo que parece, aunque antes que él llegará una última alegría: Super 8, el gran estreno del verano para un servidor, con permiso de Harry, Conan, Transformers, el Capitán América y el bueno de Woody. Sin embargo, antes de  la llegada de Abrahams el verano ya ha ido dejando algunas cositas:

 

Un cuento chino: Película escrita y dirigida por Sebastián Borensztein que se salva gracias a Ricardo Darín. Al argentino se le da de muerte hacer de hombre huraño con buen fondo… De hecho, se le da tan bien que corre el peligro de olvidar que es capaz de hacer otras cosas. La historia cuenta poco o nada. Una anécdota verídica que no viene demasiado a cuento sirve para introducir el elemento del realismo mágico. Por desgracia todo suena ha visto y el chino co-protagonista no se quita la careta de despistado en ningún momento. Si llegan a hacerla con dinero y actores del star system hollywoodiense todos coincidiríamos en que es un truño, pero al tener los nombres de Borensztein y Darin parece que da un poco más de cosica hacerlo.

 

Midnight in Paris: Ni el mejor Woody Allen, ni un nuevo Woody Allen, ni el Woody Allen más divertido, pero puede que sí el más correcto desde hace mucho tiempo. Con unos minutos iniciales dedicados a rodar un anuncio de París, el resto de la película navega por un mar de irrealidad que recuerda al dela Rosapúrpura del cairo. Inocente, divertida, despreocupada. Lo mejor de la propuesta es precisamente su ligereza e intrascendencia. Es una bromita agradable que aporta poco. Woody no hace nada nuevo ni revolucionario. Si acaso, vuelve a un terreno que conoce bien. Igual que Bruckheimer repite fórmula de explosiones cada año, Woody se repite a sí mismo. A unos les gustan los tiros y efectos especiales y a otros los diálogos ingeniosos que les hacen sentir inteligentes. Afortunado yo, que soy lo suficientemente estúpido como para disfrutar las dos cosas. Owen Wilson no es el alter ego definitivo de Allen, pero sí uno de los mejores.

 

El origen del Planeta de los Simios: La sorpresa del verano, para bien. Más inteligente de lo que se esperaba, pretende poner el acento en los personajes, aunque sin renunciar al espectáculo. Consciente de sus propias limitaciones, la película propone una historia sobre padres, hijos y otros simios. Ágil en su desarrollo y de metraje medido, sin ser un ensayo sobre la naturaleza humana sí que se arriesga a profundizar en sus protagonistas más de lo que, por ejemplo, profundiza Woody Allen en los suyos. Lithgow, Franco y Andy Serkis son una tripleta protagonista solvente y efectiva. La inclusión de una ella, Freida Pinto, por exigencias de la industria, se supone, sólo molesta… y mucho. Las escenas de acción son más que funcionales y el guión se muestra sólido, lo que no quita para que tenga sus incoherencias. Por desgracia, los mismos prejuicios que abarrotaron las salas para ver la versión de Tim Burton dejarán las de esta precuela medio vacías. Eso sí, por prometedor que pueda parecer Rupert Wyatt, que lo parece, es un crimen tener a Brian Cox a mano y darle un papelito de cabroncete en vez de un papelón de hijo de puta.

 

Harry Potter (no sé qué número): Ostias, ostias y más ostias. La última entrega de la saga mágica por excelencia está casi completamente dedicada al asedio a Hogwarts. Demasiado metraje para tan poca épica. A quienes hayan leído los libros les fascinará, supongo, pero la verdad es que sabe a poco. Demasiado predecible. Las pinceladas oscuras le sientan bien a la trama, pero el desenlace se merecía una mirada más detenida sobre las muertes de algunos personajes. Al espectador le dejan con la constante sensación de haberle robado metraje a la historia. Creo, firmemente, que habrá un versión extendida más épica con todos esos decesos de padres y hermanos que nos han escamoteado porque, sí, la última de Harry va de eso, de muertes y algún que otro magnífico secundario. Por cierto, desde aquí abro un debate: ¿Qué final es más ñoño, el de Harry o el del Señor de los anillos?

 

Capitán América: Estoy a punto de declarar a Joe Johnston enemigo de la humanidad… Pero todavía no me atrevo, sobre todo porque los realmente culpables son los de Marvel, por su evidente falta de coraje a la hora de hacer películas. Es cierto que se la jugaron con Thor, pero con el Capitán América iban de vendidos. La filmografía de Johnston habla por sí sola. Cine infantil que sólo consiguió despuntar mínimamente con Jumanji. Tanto Rocketeer como Cariño he encogido a los niños eran buenas para el sector al que iban dirigidas, creo que disfruté viéndolas de pequeño, pero de ahí no pasaban. Aunque Johnston, que ha suspendido todas sus pruebas de madurez (Cielo de Octubre y El hombre Lobo), sepa hacer productos entretenidos, como Océanos de Fuego o Parque Jurásico III, lo cierto es que éste Primer Vengador se le queda grande. Es un funcionario, no un creador. La película tiene una ambientación atractiva, pero sus personajes e historia son de segunda. Especialmente pobre es el resultado de las escenas de acción. Le falta más tensión que a Harry y le sobran planos de película de sobremesa. Nos la esperábamos peor, es cierto, pero al verla da la impresión de que no era tan difícil hacer algo interesante. Lo mejor, como siempre, los momentos dedicados a la creación del héroe. Por eso funcionan todas las primeras partes… Menos Linterna verde, claro… Perdón, casi me atraganto con un ataque de risa tonta.

 

Las que me faltaron del verano: Blackthorne, perfectamente disfrutable en DVD; Transformers 3, que si no la padecimos en cines, a santo de qué coño vamos a dejarla entrar en la santidad de nuestros hogares en formato de disquete plateado; y Pequeñas mentiras sin importancia, porque ver una peli francesa siempre me hace sentir más listo y además dicen que ésta es graciosa.

10 comentarios to “Pequeño repaso al cine del verano”

  1. eiruceiram Says:

    Gracias por facilitarme las cosas a la hora de elegir una película u otro durante mis vacaciones. Y las buenas??.

  2. patridubre Says:

    Qué ganas de ver Super 8…aunque luego igual es un chasco, ¿no? Suele pasar cuando tienes las expectativas demasiado altas…

    Harry-me aburro- Potter. Algo que sale de un libro no puede mejorarse. Casi nunca.

    De Capitán América lo único atractivo es la ambientación.Y los músculos del Capitán. Y las curvas de la señorita…Porque, ¿ese final? Jorl.

    ¿Para cuando un cine? Por cierto, he perdido tu móvil, majo.

    • silvio11 Says:

      El nombre de la rosa. El libro no pude terminármelo y la peli me parece maravillosa.

      El final lo dictaban los tebeos, el Capi se congela y punto pelota. Eso sí, según los ultimates, Bucky sobrevivía y se liaba con la novia del Capi, que era otra.

  3. G. Laszlo Says:

    Cómo mola cuando te pones a dar caña al personal. Sin que sirva de precedente estoy bastante de acuerdo contigo, salvo quizá en Capitán América, que me gustó (aunque algo tendría que ver el visionarla justo después de Green Lantern). ‘Pequeñas mentiras sin importancia’, imperdible. ¿Súper 8?

  4. Mantenido Says:

    Estoy con Laszlo. Repartes de lo lindo. El día que no le pongas pegas a una peli, dejo lo que este haciendo en ese momento y me voy corriendo a verla. Por cierto, no sabía que veías las de Harry Potter. No me pega.

    • silvio11 Says:

      Es que es muy raro que una peli no tenga algo bueno y algo malo. Otra cosa es la sensación global, que yo creo que la única que me la ha dejado buena ha sido la de los monos. La de Woody, si es verdad que entretiene, me resulta un poco decepcionante por venir de quien viene. A lo mejor si fuera un director estaría entusiasmado con él, por lo que supone de promesa, pero creo que viniendo de Woody es un retroceso. Yo que sé, estaré cinescéptico.

  5. Reconocer que sólo he leído la crítica de “Un cuento chino” y la verdad es que no la comparto demasiado.
    De hecho la persona quien me la recomendó salió encantada y eso también me influye.
    Personalmente la peli me gustó bastante, y bueno, como bien dices Darín lo borda.
    Yo sí recomendaría la peli.

  6. Eiruceiram Says:

    No ves las pelis infantiles?., no vas con tus sobrinos a verlas?…

    Ya me he puesto un poco al día en cine. Y tengo q reconocer que la de Midnight in Paris, El origen del Planeta de los Simios, Super 8 me han encantado!!!. Son 3 películas que no hay q dejar de ver.

    Hoy he visto la de “Un Cuento Chino” Qué papelazó hace Ricardo Darin!!!, no esperaba menos de él. Aún que no cuente mucho la peli, tiene un punto gracioso y es entretenida. También la recomiendo, me ha gustado bastante.

    Las demás me han aburrido un poco. Esto del cine depende del día, del gusto de cada uno…Todavía me quedan muchas por ver…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: