II

¿Quién va a venir a salvarme cuando sea yo?

Cuando ya no sea un niño indefenso,

cuando adulto mire al mundo frente a frente,

a los ojos,

como se mira al enemigo y no a la aventura.

 

¿Quién querrá?

Cuando ya sea autosuficiente, cuando no me deje,

cuando el silencio ya no sea un lugar donde encontrarme.

Cuando tenga miedo y sepa qué debo hacer en cada momento.

 

Acaso entonces ni siquiera merezca la pena ser salvado.

Seré uno más, otro de tantos.

Y puede que eso tampoco sea tan malo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: